¿Puedo colocar yo mismo el vinilo?
Sí, visita la página de colocación y verás lo fácil que resulta pegar nuestros vinilos.

¿Dónde puedo pegarlo?
Puedes pegarlo en cualquier superficie lisa y adherente, como por ejemplo paredes, techos, puertas, cristales, metacrilato, madera, azulejos, metal, plástico, papel pintado, electrodomésticos, espejos... etc.
No se aconseja la colocación sobre superficies rugosas como estucados o gotelé porque el vinilo podría romperse o generar bolsas de aire.
Comprueba que la superfície es adherente ya que es posible que algunas pinturas o revestimientos especiales lleven componentes que repelan la adherencia (pigmentos especiales, resina, pinturas mezcladas con cal, papel pintado siliconado... etc). Consulta con tu pintor o en tiendas especializadas.

¿Y si las medidas no se ajustan a mi espacio?
Ningún problema, se ajusta y ya está! Todos los modelos se pueden adaptar en proporción al tamaño que se necesite.
Agunos de los vinilos irán en varias piezas , de esta forma te será mucho más facil colocarlos y además podrás adaptarlos mejor a la medida del hueco en donde lo quieras colocar.

¿Se puede cambiar de sitio?
No, una vez colocado, si lo despegas el vinilo perderá su adherencia, así que antes de colocarlo preséntalo sobre la superficie para ver previamente la posición que más te gusta.

¿Cuánto dura?
Una vez pegado su durabilidad es ilimitada en interiores y en el caso de su colocación en exteriores, el color puede verse afectado pasado un plazo de 5 a 7 años.

¿Cómo se quita?
Simplemente despega una punta y ves tirando de él con cuidado. Si el vinilo está fuertemente pegado puedes ayudarte de un secador de pelo para retirarlo . Es posible que salte la pintura debido al adhesivo.